"A CIEGAS"

Créé le : 1 février 2008

Con su traje de noche, sus tacones afilados, las medias nuevas, el colorete recién puesto, las pestañas rizadas y el bolso entre las manos, esperaba la llegada de su cita mientras miraba con aprehensión a aquella pareja de mendigos, borrachos, babeantes, amenazadores…. sucios, sucios, muy sucios.

Pasaron dos horas y ella seguía esperando, y mirando. Muchos minutos… el tiempo se hacía eterno… Esperando y temiendo. Esperando y temblando…

Cuando el borracho besó a su compañera, con una ternura inusitada, la cara de la mujer que esperaba cambió, y su mueca de asco se transformó en una máscara de dolor y envidia. El rimel comenzó a bajar por sus mejillas convirtiendo sus lágrimas en negro betún que marcaba sin pudor el camino de su tristeza… Se marcho, sola, tratando de limpiar desesperadamente su cara. Y por más que lo intento nunca llegó a conseguirlo. Su rostro, tan bello y tan limpio, había quedado sucio, sucio, muy sucio… para siempre…